salto de altura

Tendinitis rotuliana o lesión del saltador

Hoy vamos a hablaros de una patología bastante frecuente en deportes donde se realizan saltos (como en baloncesto o atletismo) y carreras con golpeo de balón como ocurre en el fútbol, aunque, por supuesto, la pueden sufrir pacientes que realizan otras actividades deportivas o que ni siquiera hacen deporte y cuyas causas serán otras.

Como en todas las tendinitis, habrá una inflamación de un tendón, en este caso, del tendón rotuliano que conecta la rótula y el tendón del cuádriceps con la tibia.

dolor de rodilla

dolor de rodilla

Síntomas
El síntoma más importante es el dolor debajo de la rótula, más evidente tras un esfuerzo o al contraer el cuádriceps. También pueden presentar cierta rigidez en la rodilla, cierta pérdida de flexibilidad, dolor al agacharse…También se podría evidenciar en casos agudos inflamación en el polo inferior de la rótula. Dicho dolor mejorará con el reposo.

Causas
Ya hemos comentado que la causa más frecuente suele ser una solicitación excesiva del tendón rotuliano en saltos, carreras..Pero también puede influir en su aparición la presencia de genu varo o valgo, problemas en la rótula o en otras articulaciones como un pie cavo o plano.

Clasificación de la lesión
Podemos diferenciar 4 estadíos en la tendinitis rotuliana:
Grado I. En esta fase el dolor sólo aparece después de haber realizado un esfuerzo importante o tras práctica deportiva.
Grado II. Aquí ya existe alguna molestia durante la práctica deportiva pero no impide su realización.
Grado III. En esta etapa el dolor impide el deporte.
Grado IV. Habrá dolor en actividades cotidianas.

Diagnóstico
Normalmente el diagnóstico suele ser suficiente con la anamnesis y el examen físico. No obstante puede ser necesaria una radiografía para descartar alguna otra patología como la enfermedad de Osgood-Schlatter o la enfermedad de Sinding-Larsen-Johannson, ambas sobre todo presentes en la adolescencia. La ecografía o la resonancia magnética serán útiles en caso de sospechar calcificaciones o roturas parciales del tendón rotuliano.

Tratamiento
Habitualmente el tratamiento va a ser conservador y rara vez será quirúrgico. En una fase inicial nos será útil el protocolo RICE (reposo, hielo, compresión y elevación), combinado (o no) con el uso de antiinflamatorios. Para conseguir una recuperación más rápida y eficaz es conveniente acudir al fisioterapeuta.

Tratamiento de fisioterapia
En fisioterapia contamos con diversas técnicas para tratar la tendinitis rotuliana.
En fase aguda lo importante será disminuir la inflamación del tendón y del polo inferior de la rótula. Para ello, entre otras terapias, es útil la crioterapia, drenaje linfático, cyriax, masoterapia descontracturante del cuadriceps, Ultrasonido, Láser…

masaje de cuadriceps

masaje de cuádriceps

Cuando esa inflamación haya ido desapareciendo, el tratamiento irá más encaminado a recuperar la flexibilidad del cuádriceps y de ese tendón rotuliano y a ir fortaleciendo la musculatura implicada en la tendinitis para poder volver a la práctica deportiva y evitar recaídas. Para ello podemos realizar estiramientos, trabajo de propiocepción, cinesiterapia resistida, electroestimulación, kinesiotape…

electroestimulación rodilla

electroestimulación rodilla

 

Prevención
Para intentar evitar la aparición de esta patología, hay una serie de recomendaciones que debéis tener en cuenta:
-Es muy importante realizar un buen calentamiento antes de la actividad deportiva, así como realizar frecuentemente estiramientos de la musculatura implicada, sobre todo despúes del ejercicio.
-Mantener un peso adecuado a la estatura también puede evitarnos que comiencen las molestias.
-Ante la menor aparición de molestias en el tendón o sobrecarga del cuádriceps, será interesante acudir a un fisioterapeuta para que nos valore.