masaje

¿Qué es el cyriax?

Definición y objetivos de la técnica

Hoy vamos a hablaros de una técnica especial de masaje llamada cyriax, creada por el doctor ortopedista británico James Cyriax alrededor de los años 50.

Podemos definir el cyriax como una técnica de masaje que utiliza la fricción profunda, de forma transversa a las fibras para tratar partes blandas (músculos, tendones y estructuras capsuloligamentosas)

Los objetivos de la técnica los podemos resumir en:

-Favorecer una buena cicatrización
-Disminuir el dolor.
-Evitar la formación de adherencias
-Mantener una buena movilidad de los tejidos lesionados.

Principios

Para aplicar correctamente la técnica, deberemos seguir una serie de principios.

1. La técnica se realizará sobre la localización exacta de la lesión ya que los efectos de la técnica son locales.
2. No utiliza ningún lubricante o crema.
3. Debe ser una fricción transversal y profunda, no tiene que haber deslizamiento de la piel. Es un movimiento preciso y muy corto.
4. Debemos explicar al paciente que va a ser una técnica dolorosa,sobre todo al principio, ya que luego provocará un efecto analgésico.
5. En lesiones agudas el tiempo de tratamiento será más corto 1-5 min y las fricciones más suaves. En lesiones crónicas puede durar la técnica 15-20 minutos y puede ser un masaje más enérgico. Se debería cambiar de tratamiento si aumenta bastante el dolor tras la sesión y si tras 4 sesiones no existe mejoría.
6. Dependiendo de la estructura a tratar habrá ligeras diferencias sobre la posición de partida a la hora de realizar la técnica.:
-Si queremos tratar fibras musculares, mejor mantener el músculo en relajación y acortamiento.
-Si se trata de un ligamento, lo colocaremos en suave tensión si es un proceso agudo y en franca tensión si es un proceso crónico.
-Para tratar un tendón sin vaina, lo ideal es colocarlo en una posición de longitud media
-Si fuera un tendón con vaina, en máxima tensión.

Indicaciones del cyriax

Esguinces y secuelas de esguinces
Tendinitis y tenosinovitis
Traumatismos musculares. En roturas fibrilares también, pero no en una fase aguda.
Cicatrices antiguas
Entesitis como en las pubalgias
Capsulitis
Secuelas de fascitis
Contracturas musculares

Contraindicaciones

Lesiones cutáneas o fragilidad de la piel.
Roturas masivas tanto musculares como de tendones o ligamentos.
Fracturas, fisuras y luxaciones
Calcificaciones.
Bursitis
Infecciones
En procesos inflamatorios como artritis reumatoide…
Hematomas severos.
Radiculitis y compresión de nervios periféricos
Después de infiltración con corticoides.
Neoplasias