manipulaciones vertebrales

Manipulaciones vertebrales en fisioterapia y osteopatía

Consiste en las maniobras que realiza un especialista para provocar movimientos en la columna vertebral del paciente. Esos movimientos son habitualmente rápidos, de corto recorrido y afectan sólo o sobre todo a una vértebra.

Objetivos

Según las distintas escuelas de manipulación vertebral (osteópatas, quiroprácticos etc.), el objetivo que plantean es distinto:

a) Recolocar la vértebra en su correcta posición

b) Provocar la relajación de la musculatura contracturada.

c) El mejoramiento de la mecánica articular

d) La descompresión nerviosa

e) Resultados reflejos a distancia

f) Reubicación del volumen herniario a una zona muda

Contraindicaciones

  • afecciones tumorales
  • osteoporosis
  • algunos reumatismos, sobre todo los que cursan con actividad inflamatoria
  • enfermedades infecciosas,
  • fracturas y/o aplastamientos con o sin inestabilidad,
  • angioma vertebral
  • enfermedad de Paget malformación de la charnela cérvico occipital.

osteopatiaenbarcelona.com

Manipulaciones vertebrales en fisioterapia y osteopatíaQué son los crujidos que oímos

Al recibir un ajuste, puede escucharse un ruido así como no puede escucharse, ya que existen técnicas que al aplicarlas no hacen ruidos.

Ese ruido es simplemente gas que se libera de entre las articulaciones. Dicho gas existe en todas las articulaciones del cuerpo.

www.sfisionatur.es

ConclusiónManipulaciones vertebrales en fisioterapia y osteopatía

  • Lo importante es hacer un buen diagnóstico sobre el que basar el tratamiento.
  • Con las manipulaciones nunca se “colocan” los huesos, lo que se pretende es restaurar la correcta movilidad que se ha perdido.
  • La posición del paciente y del terapeuta han de ser las correctas.
  • Las manipulaciones vertebrales siempre y cuando se hagan dentro de la amplitud articular no conllevan ningún riesgo para la articulación.

La manipulación vertebral es una maniobra que a través de un movimiento corto y rápido abre las carillas articulares de la vértebra. Con ello, busca restaurar la movilidad normal en un determinado segmento vertebral y relajar la musculatura espasmada. No conlleva ningún riesgo siempre que no se sobrepasen los límites fisiológicos, pero debe ser realizada por un profesional cualificado.

La manipulación está indicada en patologías como lumbalgias, cervicalgias, tortícolis, migrañas, ciatalgias, algunas hernias discales, neuralgias, esguinces, problemas víscerales