Malas Posturas con el Móvil

La postura que se adopta al utilizar dispositivos móviles u ordenadores portátiles multimplica por cinco el peso de la cabeza. Según aseguran los expertos, mantener una inclinación de cabeza hacia delante unos 30 grados provoca que el cuello deba soportar un peso de unos 18 kilos, una inclinación de 45 grados los convierte en 22 kg y una inclinación máxima de 60 grados en 27 kilos, es decir, cinco veces más de lo que pesa una cabeza media.

Los fisioterapeutas hacemos mucho incapie en la importancia de cuidar la musculatura que rodea las vértebras cervicales ya que es la responsable de la movilidad de la cabeza y del cuello. Tener esta zona contracturada o tensionada puede generar dolores de diferente intensidad, vértigos e incluso alteraciones de la percepción en brazos y manos, llamadas parestesias.

Por ello es importante recordar que para cuidar las cervicales es importante realizar los movimientos del cuello con suavidad, evitando sacudidas violentas, y sustituir los bolsos grandes de una sola asa por mochilas o bolsos cruzados pequeños. Además, cuando haya que coger peso es mejor hacerlo de manera compensada entre ambos brazos. Asimismo, se deben utilizar bancos o escaleras cuando se tengan que coger objetos de lugares elevados para no inclinar la cabeza hacia atrás, no dormir boca abajo o con una almohada demasiado alta y sujetar el teléfono con la mano mientras se habla, evitando hacerlo con el hombro y la oreja.

A la hora de incorporarse, es importante hacerlo hasta quedar sentado con la ayuda de cojines si se ve la televisión o se lee en la cama, y no elevando el cuello. Además, en los casos en los que se lea sentado en una silla aconsejan tratar de hacerlo desde una posición recta, sin doblar la cabeza hacia el libro.

Por último, queremos recordar que cuando se trabaje frente al ordenador se debe situar la pantalla a la altura de los ojos, manteniendo la espalda y el cuello rectos en todo momento y apoyados en el respaldo.