protesis pie

FISIOTERAPIA EN AMPUTADOS.NIVELES DE AMPUTACIÓN EN EL MIEMBRO INFERIOR.

Hoy vamos a hablaros de los diferentes tipos de niveles de amputación que se suelen hacer en el miembro inferior, cuáles suelen dar un mejor resultado funcional, qué dificultades podemos encontrar a la hora de realizar la marcha…etc.

Antes que nada vamos a definir correctamente el término amputación: es la separación completa de una parte del organismo. Se pueden considerar cinco causas más frecuentes:

-Vasculares. Las más frecuentes, y más aún en el paciente geriátrico debido fundamentalmente a la arteriosclerosis y/o la diabetes mellitus.
-Traumáticas, más frecuentes en el adulto joven
-Congénitas en niños
-Tumoral
-Infecciosa.

Todas las amputaciones realizadas en el miembro inferior van a interferir en la marcha normal, alteran la distribución del peso, la coordinación, propiocepción y equilibrio. Pero vamos a encontrar bastantes diferencias según el nivel de amputación. Como norma general se establece como nivel óptimo los tercios medios de las diáfisis de los huesos largos porque tendrán un buen brazo de palanca y un buen recubrimiento muscular. Explicaremos brevemente cada una de ellas:

Amputaciones del antepie. Suelen ser prótesis bien toleradas y poco complejas

-Digitales (dedos de los pies). La única que causaría una mínima alteración en la fase de la marcha de despegue del pie es la amputación del dedo gordo.
-Amputación transmetatarsiana. Es frecuente por causas vasculares. Alterará levemente la fase de despegue del pie.
-Amputación de Lisfranc (tarso-metatarsiana). No se suele realizar. Empieza a provocar ya un cierto desequilibrio muscular y tendencia del pie en equino.

Amputaciones del retropie. Es un MAL nivel de amputación. Va a predominar la musculatura flexora plantar sobre la flexora dorsal provocando un equinismo:

-Amputación de Chopart o mediotarsiana. Es un nivel malo. Muñón difícil de protetizar, doloroso, dificultará mucho la marcha…

Amputación de tobillo.

-Amputación de SYME o desarticulación del tobillo. Se trata de la amputación completa del pie. Suele dar un buen resultado funcional y el muñón queda perfectamente almohadillado.
-Amputación de Pirogoff. Se realiza a nivel tibio-peroneo con artrodesis del calcáneo. Es una técnica poco empleada por la dificultad de la unión de los fragmentos.

Amputaciones por debajo de la rodilla o infracondíleas (amputación transtibial).

La amputación ideal sería la realizada por debajo de la rodilla a unos 12-15 cm de dicha articulación. La biomecánica de la rodilla siempre se debe intentar conservar. De ahí que se suele afirmar que “el peor muñón distal a la rodilla es más funcional que el mejor muñón a nivel del muslo”.

Desarticulación de la rodilla

No proporciona la fuerza propulsora para correr y caminar del cuádriceps pero se considera un nivel funcionalmente aceptable. Se suele conservar la rótula, la parte posterior del tendón rotuliano y los ligamentos cruzados.

Amputación transfemoral o supracondílea

Es la más frecuente,sobre todo en geriatría. No van a conseguir un resultado funcional tan adecuado como las anteriores debido al peso de la prótesis, la pérdida de músculos y articulaciones importantes y al hecho de que tienen que “lanzar” la prótesis en la fase de balanceo de la marcha. El muñón ideal debe medir entre 25-30 cm desde el trocánter mayor.

Desarticulación coxofemoral

Se da sobre todo en pacientes oncológicos. La prótesis es de gran envergadura y lleva una cesta pélvica como único medio de suspensión de la misma. El punto de apoyo será el isquion

Hemipelvectomía.

Peor nivel aun que la anterior. También se realiza en pacientes oncológicos. El primer punto de apoyo es la parrilla costal. La marcha requiere un gran esfuerzo por parte del paciente, de ahí que algunos prefieran caminar sin prótesis, solo con bastones, ya que les resulta menos incomoda.