bebe

Desarrollo Psicomotor del bebé de 0 a 12 meses

El artículo de hoy seguro que os resulta más interesante a quienes acabáis de ser padres o esperáis pronto un bebé, porque os vamos a hablar del correcto desarrollo psicomotor del niño. Es importante reseñar que cada niño es diferente y si no cumple vuestro hijo/a alguna característica descrita no quiere decir que exista un problema. Lo importante es que sea capaz de realizar la mayoría de ellas. Y, como siempre decimos, ante cualquier duda, consultar con el pediatra o neurólogo.

El bebé recién nacido estando tumbado boca arriba tendrá una posición lateral de la cabeza sin mostrar preferncia por ningún lado y pataleará alternativamente con ambas piernas. Si le colocamos boca abajo mantendrá las extremidades totalmente flexionadas. Sus manos se mantienen casi siempre cerradas y es evidente el reflejo de prensión palmar. Si le intentamos colocar de pie aparecerá una reacción primitiva de apoyo de las piernas, con extensión de caderas y rodillas.

 

reflejo de prensión

reflejo de prensión

Al final del primer mes es capaz estando boca abajo de mantener la cabeza levantada al menos 3 segundos. Sus manos se van abriendo cada vez con más frecuencia. Será capaz de seguir con la mirada un sonajero. Emitirá sonidos vocales entre la “a” y la “e”.

Al final del segundo mes si le colocamos sentado mantiene la cabeza erguida al menos 5 segundos. Y si está boca abajo elevará la cabeza al menos 45º y la mantendrá al menos 10 segundos. Ya va desapareciendo la reacción de apoyo y el reflejo de la marcha automática si le ponemos de pie.

Al final del tercer mes si le levantamos en volandas la cabeza ya no se le cae para atrás. Mantiene la cabeza erguida estando sentado por lo menos un minuto y es capaz boca abajo de empezar a apoyarse sobre sus antebrazos. Aparecerá también la sonrisa social y las primeras cadenas de sílabas.

Cuando el bebé se encuentra al final del cuarto mes el apoyo es ya bastante firme sobre sus antebrazos cuando está boca abajo y se gira, sin darse la vuelta del todo. Además juega con sus manos, observa un juguete que tenga en la mano y se lo lleva a la boca. Entre el cuarto mes y el quinto ya se reirá sonoramente cuando se le gasta una broma.

tocando objetos

tocando objetos

Al término del quinto mes el bebé es capaz de permanecer sentado con la cabeza erguida aunque se incline lateralmente su tronco. Llevará la mano a un juguete para tocarlo. Al intentar colocarlo en bipedestación, se apoyará sobre las puntas de los pies.

Al final del sexto mes mantiene estando sentado un buen control de la cabeza al inclinar su cuerpo en todas las direcciones. Si está boca abajo ya es capaz de apoyarse sobre la palma de la mano (más o menos abierta) y se voltea boca arriba y viceversa. Cogerá un objeto que se le ofrece sin titubear y se lo pasará de una mano a otra y lo seguirá con la mirada si cae al suelo. Se comporta ya de forma diferente si está con personas conocidas o desconocidas. Además ya parlotea, emite una serie de sílabas claramente diferenciadas.

Cuando el bebé tiene ya entre 7 y 8 meses se dará la vuelta activamente pasando de boca arriba a boca abajo y jugará con sus pies (coordinación mano-pie). Si se coloca boca abajo, permanecerá al menos 3 segundos apoyado sobre un solo brazo. Ya podrá coger pequeñas fichas, objetos pequeños como dados…Además se esforzará por coger un objeto que solo puede alcanzar si cambia su posición. Prestará atención a las actividades de la persona que está con él.

Al final del octavo mes, estando boca arriba, tirará con sus propias fuerzas para arriba cuando se le ofrecen los dedos para intentar levantarse. Es capaz de permanecer sentado con un único apoyo. Reaccionará alegremente al juego del escondite. Es capaz ya de susurrar.

Si el bebé se encuentra al final del noveno mes podrá permancer sentado sin apoyo por lo menos durante un minuto. Dejará caer objetos intencionadamente y juega a golpear los objetos. Cogiéndole de las manos se mantiene de pie sosteniendo su peso por lo menos medio minuto.

Al final del décimo mes se sienta sin apoyo con la espalda recta y las piernas extendidas. Será capaz de gatear incoordinadamente o balanceándose sobre manos y rodillas. Aparece la prensión en pinza para pequeños objetos con el índice extendido. Se mantendrá de pie por sí solo apoyandose en las manos. Arroja intencionadamente un objeto y toca con la yema de los dedos detalles de los objetos.

sedestación sin apoyo

sedestación sin apoyo

Si el bebé tiene entre 11 y 12 meses mantendrá firmemente la sedestación y mejorará su gateo hasta conseguir al final del duodécimo mes un gateo firme y seguro. Adquirirá la presión en tenaza, cogerá pequeños objetos con la yema del índice flexionado y el pulgar en oposición. Sostenido de las dos manos dará pasos hacia delante o andará sujetándose a los muebles. Será capaz de dejar caer fichas dentro de una cajita o de entregar a la persona que le atiende un objeto cuando se le pide con gestos o palabras. Emitirá las primeras sílabas con sentido.

gateo firme

gateo firme