COMO CUIDAR LA SALUD EN LARGAS CAMINATAS

Utilizar mochilas cómodas, impermeables, ligeras y adaptables, con cinturón de descarga y cintas de compresión que sujeten la zona lumbar4 y que no superen los 10 kg de peso, es fundamental para evitar posibles lesiones a la hora de realizar largas caminatas, según advierten los fisioterapeutas madrileños. Además, una preparación física previa que incluya ejercicios de tonificación y estiramiento de los músculos de las piernas, especialmente de los gemelos, espalda y cuello, puede contribuir a evitar lesiones derivadas, en muchos casos, de un sobreesfuerzo de los músculos. Asimismo, los fisioterapeutas recomiendan planificar las etapas con tiempo, analizando su longitud y trazado, y la disponibilidad de refugios próximos; consultar la previsión meterorológica para poder adecuar el equipoamiento al calor o al frío, y realizar un entrenamiento previo con paseos cortos. Otro de los puntos a tener en cuenta es aprovechar las pausas que se realicen durante la etapa para hidratarse correctamente y cuidar los pies, así como ingerir alimentos que nos ayuden a reponer fuerzas, como los frutos secos, la fruta o el chocolate.