http://entrenar.me/blog/running/7-pautas-a-seguir-para-prevenir-lesiones-en-running/

Síndrome de la cintilla iliotibial o “rodilla del corredor”

Síndrome de la cintilla iliotibial o “rodilla del corredor”

"cintilla iliotibial o rodilla del corredor"

http://entrenar.me/blog/running/7-pautas-a-seguir-para-prevenir-lesiones-en-running/

Se trata de una lesión por sobreuso que afecta a la banda iliotibial y se caracteriza por la aparición de dolor en la cara lateral de la rodilla, donde se produce una ficción entre la cintilla y el epicóndilo lateral.

Es muy frecuente en los corredores de media y larga distancia aunque también la pueden sufrir practicantes de otros deportes como el ciclismo.

Anatomía y funciones de la cintilla iliotibial

La cintilla iliotibial es una banda fibrosa que recorre el muslo por el lateral, va desde la cresta iliaca a la tibia proximal. En la parte distal la cintilla se bifurca en dos componentes: la banda iliotibial que se inserta en la tibia sobre el tubérculo de Gerdy y con expansiones a la cabeza del peroné y la banda iliorrotuliana. En esta zona tenemos una bursa que facilita el deslizamiento de la cintilla, pero cuando se daña o inflama provoca dolor.

https://traumatologiahellin.wordpress.com/que-me-pasa/sindrome-de-la-banda-o-cintilla-iliotibial/

https://traumatologiahellin.wordpress.com/que-me-pasa/sindrome-de-la-banda-o-cintilla-iliotibial/

La banda funciona como un ligamento lateral entre el cóndilo femoral lateral y la tibia en la estabilización de la rodilla. La banda iliotibial ayuda en 4 movimientos de las extremidades inferiores:

-Abduccion de la cadera.

-Ayuda a la rotación interna de la cadera cuando existe una flexión de cadera de 30º

-Ayuda a la extensión de la rodilla cuando existe 30º o menos de flexión de rodilla.

-Ayuda a la flexión de la rodilla cuando existe 30º o más de flexión de rodilla.

 

¿Cómo se produce?

La banda iliotibial no está sujeta al hueso en la zona entre el tubérculo Gerdy y el epicóndilo femoral lateral. Esta falta de apego le permite moverse anterior y posteriormente con flexión y extensión de la rodilla. Así por ejemplo nos encontramos con que en la flexión de cadera y rodilla el tensor de la fascia lata se sitúa anterior al trocánter mayor y la cintilla posterior al epicóndilo femoral. En extensión ocurre lo contrario: el tensor de la fascia lata se sitúa posterior al trocánter mayor y la cintilla anterior al epicóndilo femoral. Todo estos movimientos podrían provocar una fricción de la banda iliotibial contra el epicóndilo femoral causando una inflamación.

Otra de las causas se piensa que puede estar en los músculos abductores de la cadera, que por debilidad o fatiga no estabilizan la pelvis. También la existencia de un exceso de pronación del pie puede favorecer la aparición de la inflamación.

Como factores extrínsecos podemos encontrar el sobreentrenamiento, un calzado inapropiado o los entrenamientos sobre terrenos duros e irregulares.

Es interesante también reseñar que el dolor suele aumentar con las pendientes así como con un ritmo lento, porque aumenta el tiempo de contacto de la cintilla iliotibial con el epicóndilo.

Síntomas

Normalmente el dolor no viene de un día para otro. Lo que empieza como una molestia, si no se hace reposo o se trata puede convertirse en un dolor en la cara lateral de la rodilla. El dolor de la cintilla es “quemante o punzante”, generalmente mecánico y aparece sobre todo al subir y bajar escaleras.

Los pacientes tienen dolor con la presión sobre el epicóndilo femoral lateral y en otros puntos gatillo en la cara lateral del muslo, sobre la fascia lata, que suele tener signos clínicos de rigidez.

Diagnóstico

Para un correcto diagnóstico será fundamental una buena historia clínica y una correcta exploración física. Comentaremos aquí una serie de signos o pruebas que nos pueden hacer sospechar de la existencia de dicha patología:

– El paciente puede presentar una marcha anormal, con completa extensión de rodilla para evitar la fricción del tendón.

– Puede aparecer una ligera inflamación en la banda iliotibial distal y presentar puntos gatillo activos en el vasto externo, biceps femoral…

– Podemos escuchar además crujidos o crepitaciones al pasar de la flexión a la extensión de rodilla.

– Puede presentar un punto de dolor más importante justo encima del epincóndilo lateral del femur.

– El dolor puede ser provocado con una flexión de rodilla de 30º y un empuje en varo de rodilla.

– Test de Ober positivo: se lleva pasivamente la cadera a una abducción con la rodilla en extensión, y si al dejar de sostenerla la extremidad no se aduce o cae, se considera una prueba positiva y nos indica una contractura de la banda iliotibial.

http://www.medicinageriatrica.com.br/2011/03/04/teste-de-ober/

http://www.medicinageriatrica.com.br/2011/03/04/teste-de-ober/

– Prueba de Renne positiva: consiste en la aparición espontánea del dolor cuando el sujeto se coloca en apoyo unipodal sobre el lado afectado, con la rodilla flexionada de 30 a 40 grados.

En caso de dudas se pueden realizar pruebas de imagen que nos ayuden a confirmar el diagnóstico o descartar otras lesiones. Las más utilizadas en este caso serían la ecografía y la resonancia magnética.

Tratamiento

El tratamiento generalmente es conservador y en las etapas iniciales consistirá en reposo relativo (no se aconseja el reposo absoluto en estas fases inciales, sólo limitar las actividades y maniobras dolorosas),modificación de la actividad causante de la patología, aplicación de frío local (2-3 veces al día), el uso de antiinflamatorios no esteroideos y fisioterapia.

Dentro de la fisioterapia encontramos múltiples herramientas que nos pueden ayudar a mejorar del sindrome de la cintilla iliotibial. Entre ellas, destacaremos:

  • Estiramientos, sobre todo del tensor de la fascia lata, sin olvidar también cuadriceps, isquios, piramidal y gluteos…
http://www.cto-am.com/rhb_cuadriceps.htm

http://www.cto-am.com/rhb_cuadriceps.htm

  • Masoterapia descontracturante de la musculatura hipertónica implicada como puede ser el vasto externo, TFL, glúteos…
  • Ultrasonido o láser para disminuir la inflamación de la banda ileotibial en su parte más distal.
  • Ejercicios de potenciación de la musculatura abductora en caso de encontrar una debilidad de la misma (siempre y cuando haya bajado bastante el dolor y la inflamación)
  • Otras técnicas como cyriax, aplicación de kinesiotape…también pueden ser muy útiles.

Las infiltraciones locales con corticosteroides o técnicas mínimamente invasivas guiadas por ecografía como la EPI (electrolisis percutánea intratisular ) pueden estar indicadas en pacientes que no responden a los estiramientos, fisioterapia, y modificación del ejercicio.

BIBLIOGRAFIA

http://www.berunnermyfriend.com/salud/237-el-sindrome-de-la-cintilla-iliotibial-prevencion-tratamiento-y-recuperacion

http://tulesiondeportiva.com/lesiones/rodilla/rodilla-corredor/

http://www.cto-am.com/sfbit.htm