Beneficios del ejercicio aeróbico en el dolor lumbar

En la actualidad, el dolor lumbar es un problema que afecta a una gran parte de la población. Este dolor no se suele atribuir a una sola causa, sino que es el resultado de un conjunto de problemas musculoesqueléticos y psicosociales.
Cabe destacar que los problemas lumbares son problemas de salud muy costosos, es decir, ya que estamos hablando de la primera causa de incapacidad laboral en personas menores de 45 años.

A lo largo de nuestra vida tenemos una gran posibilidad de sufrir, por lo menos, un episodio de dolor lumbar, por lo que debemos saber las recomendaciones mediante las cuales podemos prevenirlo. Uno de estos consejos que solemos prescribir los fisioterapeutas es la práctica de ejercicio aeróbico en pacientes con esta patología.

swimming-78112_1280 (2)El ejercicio aeróbico fomenta el aumento de flujo sanguíneo con el cual llegan nutrientes y otras sustancias que favorecen la curación y disminuyen la rigidez articular y muscular, lo que produce una disminución del dolor de espalda bajo.

Entre los efectos que produce este tipo de ejercicio en el cuerpo de nuestros pacientes encontramos:

– Una menor probabilidad de sufrir este tipo de episodios, y en el caso de que ocurran, la intensidad del dolor será menor.

-Un aumento en la producción de endorfinas. Estas sustancias son el analgésico natural del cuerpo y producen una disminución de este dolor y disminuyen la dependencia que tenemos de los medicamentos antiinflamatorios y relajantes musculares. Aparte contribuyen a elevar el ánimo y a disminuir la depresión, estado de ánimo común en pacientes con lumbalgias frecuentes.

-Produce una tendencia a mantenernos activos, es decir, pacientes con lumbalgia crónica que realizan ejercicio son más funcionales que los pacientes que no lo realizan, los cuales tienden progresivamente a una pérdida gradual de su funcionalidad.

-Normalmente, la práctica de ejercicio habitual, está asociada a una disminución de nuestro peso, lo que es beneficioso para nuestras articulaciones, debido a que es menor la presión que la gravedad ejerce contra ellas.

bicycle-384566_1280 (2)Como conclusión cabe destacar, que aparte de los beneficios mencionados previamente, el ejercicio aeróbico produce una mayor implicación del paciente en su patología, lo cual produce una mejor adhesión al tratamiento y un efecto motivador en este según va viendo que el dolor va desapareciendo.

Por último, y no menos importante, recordaros que este tipo de ejercicio debe ser prescrito por un profesional de la salud, ya que cada persona es única y diferente, por lo que el tipo de dolor probablemente siga esa misma pauta.