los lacteos son buenos o malos

Lácteos ¿buenos o malos?

Los lácteos tienen muchas propiedades beneficiosas ya que es rico en proteínas, una gran fuente de calcio, portador a su vez de muchas vitaminas como la A y D (incluyendo también alguna del grupo de las vitaminas B).

 

Pero, ¿es buena la ingesta de lácteos cuando tenemos exceso de mucosidad?

La mucosidad generalmente aparece como consecuencia de gripes, catarros, alergias… además de ir acompañada de otros síntomas como fiebre, dolor de cabeza, etc. Es cierto que en dichas enfermedades quizás la mucosidad sea el síntoma de menor impor
tancia, pero si es el que nos incomoda más, debido a que por su aparición se pueden provocar problemas de sueño, alteración de la respiración en los casos más extremos donde el nivel de mucosa sea muy alto o simplemente ser un goteo constante que llega a ser muy molesto.

Al hablar ya de una congestión nasal, podemos decir que esta aparece como consecuencia de la inflamación de la membrana mucosa que tapiza el interior de las cavidades nasales y que da lugar a la producción aumentada de mucosidad. Un modo muy sencillo de evitar la sequedad de la mucosa es el empleo de humidificadores, una ingesta adecuada de líquidos, haciendo así que las secreciones sean mas liquidas y se puedan expulsar mejor y evitar la congestión. Volviendo a la pregunta de si la ingesta de lácteos entorpece o no la expulsión de mucosas, la respuesta es sí, ya que son unos alimentos que podríamos considerar generadores de mucosa, por lo que aumentan y hacen que dichas secreciones sean
más espesas.

Si padecéis estos síntomas al reducir la ingesta de los lácteos reduciréis vuestra cantidad de mucosa.