psoriasis codos

Artritis psoriásica

ARTRITIS PSORIASICA

Hoy vamos a hablaros de la Artritis Psoriásica, una enfermedad reumática menos frecuente y conocida que la Artritis Reumatoide. Se trata de una enfermedad en sí misma, y no la coincidencia de artritis y psoriasis como se podría pensar.

La artritis psoriásica es una enfermedad de las articulaciones que se presenta aproximadamente en el 10% de los enfermos que padecen psoriasis en la piel. Los signos en las articulaciones generalmente aparecen con posterioridad a la afectación dermatológica.

afectación de la artritis psoriásica en las manos

afectación de la artritis psoriásica en las manos

 

Causas e incidencia

La causa es desconocida. Se cree que es la consecuencia de una suma de factores genéticos, inmunológicos y ambientales.
Se considera una enfermedad relativamente frecuente. En España sobre una población de unos 40 millones de habitantes podría haber unas 80000 personas afectadas.
El inicio de la artritis psoriásica suele ocurrir entre los 30 y los 50 años, y puede afectar a personas de cualquier edad y sexo.

Tipos

La forma de manifestarse es diferente para cada individuo, pero los expertos han establecido cinco formas de aparición:
Artritis oligoarticular asimétrica, que afecta a unas pocas articulaciones de las extremidades. Es la forma más frecuente.
Artritis que afecta principalmente a las interfalángicas distales de las manos.
Artritis simétrica similar a la AR pero con la diferencia de que el pronóstico es más benigno y el factor reumatoide es negativo.
Artritis mutilante, afectación muy grave aunque infrecuente (5%), con destrucción de las superficies articulares acompañada de grandes signos de osteolisis.
Artritis que afecta a la columna (espondilitis), similar a la Espondilitis Anquilosante.

Síntomas

El principal síntoma es el dolor de tipo inflamatorio que no disminuye con el reposo. Habrá rigidez matutina, debilidad o fatiga general y tumefacción con aumento de la temperatura local. La movilidad estará limitada por el dolor y puede evolucionar hacia una rigidez cuando haya remitido el brote inflamatorio. Las principales diferencias con respecto a otras artritis son:

-La afectación articular acostumbra a ser asimétrica. No es muy frecuente encontrar los síntomas a la vez en las mismas articulaciones de un lado y otro del cuerpo.
-Suelen estar afectadas las articulaciones interfalángicas distales, aspecto en común con la artrosis pero no con otras artritis.
-Con frecuencia aparece una inflamación característica conjunta de las articulaciones y de los tendones de los dedos, conocida como “dedo en salchicha”.

Las lesiones en la piel serán las típicas de la psoriasis. Así podremos encontrar placas de piel enrojecida bien delimitadas, cubiertas de escamas blanquecinas y que suelen aparecer de forma bilateral en zonas de roce como los codos o las rodillas (aunque pueden existir en toda la superficie cutánea). También es frecuente la aparición de lesiones en el cuero cabelludo y en las uñas.

Típica placa de psoriasis

Típica placa de psoriasis

Tratamiento de fisioterapia

El tratamiento será similar al de la artritis reumatoide o la espondilitis anquilosante, con sus 3 fases muy diferenciadas: aguda, subaguda y entre crisis.
En la fase aguda los objetivos serán disminuir el dolor y la inflamación, prevenir las deformidades y mantener el tono muscular. Para ello podremos aplicar crioterapia, TENS, masaje descontracturante suave para aliviar las contracturas, movilización pasiva suave de las articulaciones y contracciones isométricas suaves para evitar la atrofia muscular. Será además necesaria la utilización de ortesis de reposo durante periodos prolongados de tiempo en el caso de las articulaciones de los pies y manos fundamentalmente.

Masaje suave para aliviar las contracturas

Masaje suave para aliviar las contracturas

En la fase subaguda los objetivos serán los mismos pero podemos disminuir los periodos de reposo, utilizar en vez de la crioterapia una termoterapia suave como la parafina ( teniendo la precaución de proteger la piel si presenta lesiones cutáneas en esas zonas), añadir hidrocinesiterapia en agua caliente y empezar a realizar contracciones isotónicas pero sin resistencia.

La parafina es útil pasada la fase inflamatoria

La parafina es útil pasada la fase inflamatoria

Para las fases entre crisis, además del tratamiento de la fase anterior,cabe destacar que las ortesis pasarán de ser de reposo a ortesis de función y comenzaremos a realizar ejercicios destinados a recuperar algo más de tono muscular con resistencias muy suaves.

BIBLIOGRAFÍA

Artritis psoriásica