¿Qué es la fascitis?

La fascitis plantar es la condición más típica de dolor en el talón, y se produce cuando existe inflamación debido al desgarro de los tejidos.
ocurre después de estar largos períodos de tiempo en reposo, mucho tiempo de pie, exceso de ejercicio o actividad con calzado no adecuado para la actividad que estamos realizando, calcetines no adecuados para el calzado que llevamos…etc.

Causas

– Exeso de actividad deportiva: sobrecarga de actividad física o ejercicio esfuerzo repetitivo o excesivo del tejido y llevar a desgarros e inflamaciones,

– Retraccion el tendon de aquiles o la mecánica del pie. Tener condiciones tales como los pies planos o pronadores o tener una alteración de la marcha (la forma en que el pie toca el suelo,el tejido fascial puede estar con exceso de trabajo o con estiramiento de forma anormal, dando lugar a los desgarros y la inflamación.

– Otras enfermeddes: Otra causa común de la fascitis plantar es la artritis  pueden causar inflamación en el desarrollo de los tendones La diabetes es también un factor que puede contribuir al dolor en el talón y más daños, sobre todo entre los ancianos.

– Calzado incorrecto: no se ajusta adecuadamente, o proporciona un apoyo o una amortiguación inadecuada. la distribución del peso es mala, y el estrés puede dañar al ligamento fascia plantar. 

Síntomas

ardor, o punzadas de dolor en el talón del pie: por la mañana, porque el ligamento de la fascia se contrae durante la noche mientras dormimos; causando dolor al volver a estirarlo al levantarnos ya que cuando salimos de la cama y se ejerce una presión sobre el ligamento, éste se tensa y el dolor es muy agudo. El dolor generalmente disminuye a medida que el tejido se calienta, pero fácilmente puede regresar de nuevo después de largos períodos de pie, de actividad física, o después de levantarse después de un largo período de estar sentado.
En una posición sentada o acostada no se siente los síntomas. Hay formación de edema en el calcáneo. El dolor conduce a una postura de apoyo del pie en desequilibrio que puede causar dolor de espalda o cuello.

Tratamiento

En algunos casos,si la fascitis plantar no se trata o no se trata correctamente; un dolor leve puede convertirse en un problema crónico. Sufrir dolor en el pie puede modificar la forma de caminar. Estos cambios involuntarios puede provocar tensiones en otras partes del cuerpo y causar dolor en la rodilla, dolor en la cadera y dolor de espalda, por lo que el problema debe ser tratado tan pronto como sea posible.
La fascitis plantar, como la tendinitis, debe ser abordada y atendida lo antes posible porque si se vuelve crónica puede llevar varios meses para que se cure.
El cuerpo de cada persona responde al tratamiento de la fascitis plantar de manera diferente y los tiempos de recuperación pueden variar. En primer lugar, es esencial dejar la actividad deportiva durante la fascitis plantar ya que puede agravar la situación.
Un tratamiento para la fascitis puede ser una ortesis que es un dispositivo que puede ser introducida en cualquier par de zapatos y, a menudo puede aliviar el dolor y ayudar a revertir el daño y la aparición de la fascitis plantar. Lo hacen mediante la adición de soporte para el talón y ayudar a distribuir el peso durante el movimiento.
El uso de un talón de silicona para suavizar y proteger el apoyo en el suelo alivia el dolor pero no es curativo. Por la noche, el pie se mantiene en una posición de flexión plantar, por lo que permanecen en acortamiento la fascia plantar y el tríceps sural (pantorrilla) provocando que el paciente acuse un dolor agudo en la mañana, por esto algunos especialistas recomiendan una férula durante la noche para mantener el pie en flexión dorsal. Durante el día, debe ejecutar el estiramiento de los gemelos y el sóleo, debido a que la retracción de estos músculos es una de las causas de la inflamación. 
Los procedimientos más invasivos para el tratamiento de la fascitis plantar generalmente se busca sólo después de que otros tratamientos han fallado en producir resultados favorables. Las inyecciones de corticoesteroides para suministrar medicamentos en la fascia lesionada para reducir el dolor (aprende sobre los corticoesteroides aquí).
Sin embargo, este tratamiento puede debilitar la fascia plantar y producir daños. Además, la terapia con ondas de choque es un tratamiento donde las ondas sonoras se transmiten a través de los tejidos dañados con el fin de estimular el tejido dañado y estimular la curación.

Ejercicios

Para el tratamiento de la fascitis plantar en tu casa puedes realizar lo siguiente:
Automasaje de la fascia plantar: Realizaremos un masaje para liberar la tensión existente en la fascia y los músculos situados en la planta del pie.
Automasaje con pelota: Una pelota es una herramienta excelente para ayudarnos a realizar un buen masaje de la fascia plantar. Este masaje busca la reducción del estiramiento que ejerce el peso del cuerpo sobre talón y las cabezas de los metatarsianos (lo que estira la fascia plantar). Además disminuye de la tensión de los músculos del pie.
Movilización del nervio tibial: La compresión de este nervio se conoce como síndrome del túnel tarsiano y puede generar dolor y hormigueo en el recorrido del nervio.