imagen correr 1

Las roturas fibrilares

Introducción

Los músculos son estructuras contráctiles altamente vascularizadas e inervadas, cuya función es contraerse y elongarse para producir movimiento y así poder cumplir con las distintas funciones vitales. En esta ocasión te traemos en detalle una lesión muy común de los músculos que genera mucho dolor y discapacidad: la rotura de fibras musculares o desgarro muscular.

Las roturas de fibras musculares, también conocida como desgarro muscular, es una lesión del músculo en donde las fibras que componen al músculo se rompen. Provoca un dolor muy intenso, concreto y localizable, que obliga a la persona que la padece a suspender la actividad que realiza

Las personas que las sufren en ocasiones describen estos dolores como si hubieran recibido una “pedrada”, sobre todo cuando son ocasionados en la parte posterior de la pierna o “pantorrilla”, concretamente en el músculo gemelo o gastrocnemio, de ahí que a la rotura de fibras del gemelo se le denomine comunmente “síndrome de la pedrada”.

¿Cómo se producen?

El desgarro muscular o rotura de fibras de un músculo es una lesión que pueden producirse de 3 maneras:

  • De una manera directa, como consecuencia de una contusión o golpe. Evidentemente un golpe directo a un músculo provoca la rotura de sus fibras, pudiendo catalogarlo como desgarro muscular.
  • Una segunda forma directa, en la que el músculo es estirado más allá de la capacidad que tiene el mismo naturalmente para estirarse.
  • De una manera indirecta, como consecuencia de una elongación brusca del músculo generalmente producida por una contracción rápida y fuerte del mismo. Esta es la forma más común en la que suele producirse el desgarro muscular o rotura de fibras musculares.

Clasificación de las roturas musculares y tiempo de recuperación:

  • Grado 1 o leve: ocho a diez días.
  • Grado 2 o moderado: de tres a cuatro semanas.
  • Grado 3 o grave: de uno a tres meses.

Tratamiento Fisioterapéutico:

En fase aguda el tratamiento básico consiste en:

  • Crioterapia (frío)
  • Reposo
  • Masaje drenante
  • Kinesiotaping

En fase de recuperación, el tratamiento básico consiste en:

  • Calor
  • Masaje drenante
  • Movilizaciones suaves, subiendo intensidad según evolucion favorable.